Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» El último en postear Gana
Sáb Oct 03, 2015 8:50 pm por Dwindshy

» Hola!! Izayoi Kurenai se presenta
Dom Mar 15, 2015 10:00 pm por Dwindshy

» Tras la tragedia (fic)
Miér Ene 28, 2015 3:08 pm por Rubí

» Spice and wolf
Sáb Ene 17, 2015 7:56 pm por Rubí

» Pintar and escribir..
Sáb Ene 17, 2015 7:44 pm por Rubí

» La doble locura
Sáb Ene 17, 2015 7:41 pm por Rubí

» Hola, al habla Rubí
Sáb Ene 17, 2015 7:29 pm por Rubí

» Muy buenas, aquí Drop
Mar Ene 06, 2015 6:02 pm por Drop Cloud

» Pide tu Cutie mark!!
Mar Ene 06, 2015 5:41 pm por Drop Cloud

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 40 el Lun Jul 14, 2014 6:30 pm.
Estadísticas
Tenemos 100 miembros registrados.
El último usuario registrado es Furanshi the unicorn.

Nuestros miembros han publicado un total de 1920 mensajes en 311 argumentos.
Afiliados
Hybrid City

La doble locura

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La doble locura

Mensaje por Rubí el Sáb Ene 17, 2015 7:41 pm

Hola, muy buenas a todos. Hoy abro este tema para presentar una historia en la que trabajo con unos amigos, en la cual llevamos tres capítulos (más el prólogo). En este tema publicaré la historia, y me gustaría que me diesen la mejor crítica posible sobre cada capítulo que se publique aquí. Bueno, primero, daré un par de advertencias que deberán tener en cuenta a partir del capítulo cinco:

-Las personas sensibles a la pena y/o al terror, no deberían leer más del capítulo cuatro, lo cual no tendría sentido, para eso sería mejor no empezar a leer.

-(Esta se pone en practica incluso en el prólogo) Puede que la historia se haga pesada de leer, puesto que ninguno de los múltiples escritores de la misma tenemos demasiada experiencia escribiendo fics, y puede que al final no quede como deseábamos hacerla quedar.

Bueno, una vez dicho esto, aquí dejo el prólogo:

Prólogo:



Dos potrillas gemelas vivían en Equestria ya hace varios años, tenían crines azuladas, una con una franja dorada y otra potrilla con mechas rosadas, con el pelaje violeta claro, y ojos verdosos. Una de ellas tenía una cutie mark de un corazón. Y la otra tenía una cutie mark de un corazón con unas grietas y que estaba petrificado. La potrilla de la franja dorada en el cabello era una unicornio, era la que tenía un corazón de cutie mark, y su nombre era Gamýa. La potrilla de las mechas rosadas, era la de la cutie mark de corazón petrificado y agrietado y se llamaba Gríchya. Ambas correteaban por un hermoso prado abierto en el que crecía una hermosa hierba y que estaba cruzado por un sendero de piedras bordeado de tulipanes, girasoles, y orquídeas. Al poco rato de corretear por el sendero, llegaron a un pequeño poblado en cuya plaza central había una gran torre del reloj muy antigua cuyo reloj, por extraordinario que fuera, todavía funcionaba. De la calle principal del pueblo, que lo cruzaba de este a oeste,salían calles que lo cruzaban en dirección norte, en dirección sur, y que acababan en callejones o se dividían de nuevo en otras direcciones. Por pequeño que era el pueblo, había muchísimas calles surcando el pueblo y saliendo de él en senderos que surcaban prados, bosques, y montañas e dirección a las lejanas ciudades y pueblos de tamaños mayores. Anteriormente, aquel pueblo había sido una gran fuente de turismo a la que acudían muchísimos ponys para observar el lago, recorrer sus calles, o para ver la torre del reloj y escuchar el tenue sonido que emiten las campanas de la torre, oxidadas poco a poco a lo largo de los años.

Las dos potrillas llegaron a una casa de muros plateados, con un tejado destartalado levemente inclinado, y con algunos agujeros y goteras. Unos gorriones habían hecho su nido en el canalón de la casa. Las paredes estaban a punto de desmoronarse y tenían muchísimas grietas y agujeros. Tenía una puerta de madera un poco desviada de sus bisagras y con marcas de arañazos y mordiscos. La fachada tenía un para de ventanas en cada muro exterior, ventanas que no tenían cristal y que eran simples agujeros hechos a base de golpes y que estaban cubiertas con unas cortinas hechas a mano con algas del lago próximo. Entraron y abrazaron a su madre y a su padre, que las recibieron gustosamente. Las dos potrillas se quitaron las alforjas con las que cargaban y depositaron el contenido en un cubo deforme. Sus alforjas (viejas, y destrozadas, puesto que eran pobres y las habían obtenido del cubo de la basura de una casa rica) contenían: una rata muerta, un conejo con el cráneo aplastado, tres arándanos, y cinco peces de colores que habían sacado del lago a la fuerza.

-Por lo menos, tenemos para comer hoy, preparemos un poco estas cosas y vamos a darnos prisa antes de que se pudran -dijo la madre.

Cuando terminaron de comer, su madre recogió los huesos de los animales y, haciendo que chocasen entre sí, los talló en formas parecidas a las cutie marks de las dos gemelas. Ató los huesos en unos cabellos de su cola, y tendió los colgantes a las dos gemelas. Estas los agarraron y se los pusieron al rededor del cuello.

-Tenéis que prometerme que, por muchas cosas que pasen, siempre estaréis juntas, y mientras lo estéis, que no os quitaréis estos colgantes -les dijo su madre.

-¡Lo prometemos, mamá! -respondieron las potrillas y los cuatro familiares se abrazaron afectuosamente.



Bueno, como y he dicho, espero que me puedan dar una crítica lo más constructiva posible para pulir la historia, y ojalá les haya gustado, puesto que eso me dará esperanza a la hora de traer los capítulos posteriores.

Un saludo,

atentamente,

Rubí.
avatar
Rubí

Femenino
Mensajes : 7
P Bits P Bits : 17
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 23/12/2014

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.